Agencias matrimoniales en Europa noo moje

No obstante, este es el mal de los pobres. Los empresarios contratan a 'coaches del amor' que les hacen el proceso de selección, como si de buscar un candidato para una empresa se tratara. De hecho, el criterio es el mismo Por eso, para ahorrarse el tedioso paso de esperar a que el destino les cruce con el amor de su vida, contratan a 'coaches del amor' que les hacen el proceso de selección, como si de buscar un candidato para una empresa se tratara. De hecho, el criterio es el mismo. Los ricos no quieren fallar Pexels Nuestros clientes son hombres y mujeres de bastante nivel profesional y adquisitivo. El soltero interesado acude a la empresa y tras varias entrevistas y firmar varios contratos de confidencialidad, la empresa y el 'coach' se ponen en busca de su media naranja perfecta, que han definido previamente con el cliente.

No hay hombres en Ucrania

Hace unos meses leía un reportaje en una revista norteamericana que decía que en EEUU ya hay gente que, por dinero, pasea personas al guisa de los que sacan a la calle a los perros de otros, los que no tienen tiempo para hacerlo. En este caso, los clientes pagan para tener una persona cheat la que charlar un rato, actuar alguna actividad o tomarse un café. Algo que, a menudo, cotiza a la baja. La gente va de flor en flor sin quedarse en ninguna y al final esto provoca un cansancio.

10.000 euros por encontrar el amor

Centenares de ciudadanos buscan a diario un vínculo sentimental con otra persona a través de redes sociales, barras de bar o, quién sabe, talleres de macramé. Decenas de agencias matrimoniales ofrecen sus servicios en varias ciudades a través de oficinas físicas y virtuales para que hombres occidentales seleccionen a su compañera ideal. Después, y allí viene el cambio, la agencia average entre ambas partes proporcionando traductor, consejos de compatibilidad o hasta viajes organizados con cena, día de playa y hotel. Aglutinadas principalmente en Kiev, asset de este país exsoviético de unos tres millones de habitanteslas empresas que prestan este tipo de arreglos entre hombres y mujeres se reparten en inadvertidos edificios del centro. Los principales motivos, alega, son la falta de oportunidades por amistades con pareja, un matrimonio roto en el pasado, ganas de un intercambio cultural, la apremio de ser cuidados o la aim de cuento de hadas del flechazo con solo una mirada. Las mujeres acuden con su pasaporte y fotos de su vida real, para asegurarse que no haya engaños en la edad o el aspecto. Ellos contactan a través de estos anuncios y comienza la labor de 'celestinaje'. Lo normal es que el varón buitre elija a unas cuantas mujeres. La agencia les proporciona la dirección postal o el correo y se inicia el intercambio de mensajes.

0 comentario

Mandar un comento